Plazos de Reforma integral

TIEMPO DE UNA REFORMA INTEGRAL

Muchas personas cuando se plantean que quieren realizar una reforma integral, quieren conocer cuál puede ser la duración de los trabajos en una reforma completa de un inmueble. Cuando se trata de trabajos de este carlado, es más sencillo dar un plazo mínimo que un máximo, ya que las duraciones totales de los trabajos de la reforma vendrán muy ligados a las necesidades del cliente respecto a los cambios que quiere realizar en un inmueble. Por ello para que tengan una idea general, a nuestros clientes les indicamos que la duración de un trabajo de este tipo habitualmente tiene un plazo mínimo de duración de los trabajos de 4 semanas. A partir de ahí y en función de los requerimientos de los clientes se puede prolongar más semanas en el tiempo.

VARIABLES QUE INCIDEN EN LA DURACIÓN DE UNA REFORMA

Como hemos explicado la duración final de los trabajos, vendrán marcados por la cantidad y profundidad de los cambios que el cliente quiera realizar. A continuación, vamos a detallar que trabajos pueden hacer incrementar la duración final de la reforma

  • Necesidad de realizar cambios o mejoras estructurales. Es normal que algunos de nuestros clientes nos pidan realizar algún cambio estructural de la vivienda, ya sea por una necesidad o simplemente de manera estética. En este tipo de trabajos es necesario la presencia de arquitectos o aparejadores que realicen los estudios necesarios a realizar en este tipo de viviendas. Dichos trabajos requieren unos plazos mínimos y en ciertas ocasiones son necesario la instalación de vigas o elementos de soporte que se tienen que fabricar a medida, lo que alargan los plazos para su fabricación y posterior instalación.

  • Petición de distribución de espacios. Otros de los cambios más comunes en las reformas integrales de viviendas de segunda mano, es la realización de cambios en la distribución de las viviendas, para un mejor aprovechamiento o simplemente para redistribuirlo en función de los nuevos usos que se quiere dar a la vivienda. En la mayoría de los casos, este tipo de trabajos necesita un esfuerzo extra de picado, desescombrado e instalación de sistema de electricidad y fontanería que provoca un alargamiento notable en los plazos de trabajo.

  • Realización de trabajos a medida. Como es normal no es lo mismo trabajar con materiales prefabricados, que son más rápidos de poder disponer e instalar que otros realizados a medida en los que los plazos se vuelven a alargar. Estamos hablado de elementos comunes en todas las viviendas como muebles, armarios, suelos, etc. Este tipo de elementos personalizados también suele incidir en el tiempo total de trabajo para su finalización.

  • Tamaño de la vivienda. Quizás la más obvia, pero no por ello se tiene que dejar de lado. Como es razonable los tiempos de trabajos no pueden ser los mismo en una casa de 50 metros cuadrados que en una de 150 metros, a pesar de que el número de trabajadores se doble. Así que cuanto más grande sea la vivienda, más larga será la duración de la reforma a realizar.