Reforma de piso antiguo

Reformas de pisos antiguos

Un gran porcentaje de las reformas de viviendas que se realizan en Madrid, son sobre pisos antiguos.

Tras la compra-venta de una vivienda antigua, el nuevo propietario la suele reformar. Se quiere poner a gusto del nuevo dueño, y lo más importante: solucionar los problemas que suele acarrear una vivienda antigua.

Casi todas las reformas que se realizan sobre este tipo de pisos, son integrales. Esto quiere decir que se cambian todos (o casi todos) los elementos del piso. El resultado es prácticamente un piso nuevo a estrenar.

Una reforma de piso antiguo es, por tanto, una reforma integral. Esto quiere decir que se llevarán a cabo los siguientes trabajos.

  • Reforma de fontanería

  • Reforma de electricidad

  • Reforma de baño y cocina

  • Cambio de pintura y suelos

Renovación de piso antiguo

Consejos para la reforma integral de un piso antiguo

  • Planificar bien la distribución. Ya que prácticamente se va a tirar todo, tienes una gran libertad para planificar la nueva distribución. Piensa bien dónde ubicar cada ambiente y habitación. Piensa si instalar salón unido a la cocina, o por separado. Piensa también en la ubicación de los baños, e incluso si se puede (o te interesa) sacar un baño o servicio nuevo. En Reformas Madrid te orientaremos durante todo este proceso, aconsejandote sobre las ventajas e inconvenientes de cada idea.

  • Asegurar el estado de vigas y pilares, sobre todo si son de madera. Al tratarse de viviendas antiguas, algunos elementos pueden haberse visto afectados por el paso de los años, o la carcoma. Es imprescindible contar con un arquitecto que verifique el estado de los pilares, las vigas y viguetas del techo, y la resistencia del suelo.
    En el caso de estructuras metálicas, también deben revisarse, ya que pueden presentar óxido. Sobre todo en zonas húmedas, es importante realizar ese trabajo.
    No hay que economizar en este punto, ya que tu seguridad y la de las personas que vivan en el piso, está en juego. En el caso de suelos hundidos, es posible que haya que instalar un mallazo, o sustituir o asegurar pilares o vigas.

  • Aislamiento térmico y acústico. Muchas veces, las viviendas antiguas no presentan un buen aislamiento. Es un punto muy importante, ya que repercute directamente en la factura de la electricidad, y en la calidad de vida. El calor y el frío se escapan en las viviendas antiguas, principalmente, por las ventanas. Recomendamos instalar unas buenas ventanas climalit para mejorar notablemente este punto. Para minimizar los ruidos de los vecinos, podemos instalar un aislamiento térmico y acústico en paredes y techos. Los resultados son muy buenos, y hará falta mucha menos calefacción (o aire acondicionado), para que la vivienda sea confortable.

  • Conserva algunos elementos. Muchos muebles de viviendas antiguas son buenos. Pero están pasados de moda. Si todo el entorno tras la reforma, es moderno, tal vez pueda quedar bien un mueble antiguo contrastando. En otras ocasiones, se pueden pintar los muebles para que encajen en un entorno renovado y moderno. Se pueden lacar de blanco, o pintarlos de colores con diferentes pinturas (tiza, etc).