Reforma de oficina

Reformas de oficinas

Existen dos tipos de reformas principales de oficinas.

Actualización de oficinas.

Se trata muchas veces de un lavado de cara. Una actualización visual de las oficinas. Suele reducirse a los siguientes trabajos:

  • Pintar paredes, o alisarlas. Es uno de los cambios que más se notan a la hora de actualizar una oficina.

  • Instalar o modificar revestimientos de paredes. También es posible modificar paneles separadores.

  • Cambio de suelo. En muchas ocasiones se instala una tarima laminada con bastante resistencia a la abrasión, que permite el tránsito habitual en una oficina.

Renovación de oficinas en madrid

Reforma de oficina nueva

En esta ocasión se trata de un trabajo mucho más complejo. Hay que proyectar la oficina desde 0. Pensar muy bien todos los espacios, así como la fontanería y la electricidad.
Una reforma integral de oficina, puede conllevar los siguientes trabajos:

Optimización del espacio.

Es muy importante optimizar al máximo la oficina. Hacer que el flujo de trabajo sea lo más eficiente posible. Hay que pensar muy bien en la distribución de los ambientes, y en la ordenación de los mismos para colocar cerca los elementos óptimos. Por supuesto, hay que pensar en las zonas de descanso, en la luz, y en que todo sea lo más óptimo posible para mejorar el rendimiento de los trabajadores.

Diseño de la oficina.

La estética también es muy importante, tanto como para los clientes que puedan hacer una visita a la oficina, como para los propios trabajadores. El diseño transmite directamente lo que quiere decir la empresa, y crea un clima de trabajo propio y personal.

Baños y aseos.

La ubicación de los baños y aseos también es algo muy importante en la reforma de una oficina. Hay que tener especial cuidado a las pendientes de los desagues. Al tratarse de baños, normalmente, con más inodoros, es más complicado dar la pendiente necesaria a todos que en una vivienda. Por eso siempre hay que estudiar bien el trabajo, buscar el mejor emplazamiento, y realizarse por profesionales acreditados.

Cerramientos

Cableado. La reforma de electricidad forma parte de la reforma de la oficina. Hay que adelantarse al futuro y dejar toda la instalación preparada para internet y domótica. Nos gusta dejar enchufes de sobra, y espacio suficiente para nuevos cableados. También hay que pensar en repetidores de internet, etc.

Cocina office.

El espacio de descanso es uno de los más importantes de la oficina. Debe ser acogedor para fomentar que los trabajadores hagan equipo. La oficina puede tener su propia zona de cocinado, y de comedor. Crear un espacio alegre, luminoso y cómodo mejora el ambiente de trabajo y optimiza el descanso.

Control de accesos.

En oficinas más grandes podemos automatizar el control de los accesos. De esta manera se registran todos los horarios que cumplen los trabajadores.

Climatización.

Una climatización eficiente y cómoda es básica en toda oficina. En estos espacios se suele recurrir a calefacción y aire acondicionado por conductos, aunque se pueden considerar todas las opciones.

Aislamiento.

Para hacer la oficina más cómoda, y a la vez ahorrar dinero en climatización, debemos instalar un buen aislamiento. Es recomendable poner buenas puertas y ventanas. Pero también podemos hacer despachos insonorizados para mejorar la intimidad de los pacientes. En espacios más grandes, se debe estudiar si poner placas en el techo que reduzcan el eco. De esta manera, la oficina resultará mucho más cómoda para trabajar.

Falsos techos.

En las oficinas es habitual instalar falsos techos registrables. Eso nos da la posibilidad de llevar climatización, cableado e iluminación por el falso techo. Y hacen muy rápidas y fáciles las reparaciones.